Termoregulacion Fiebre

Carreras / Universidad de Buenos Aires / Medicina / Fisiología y Biofísica / Termoregulacion Fiebre

Martina Dupla Martina Dupla

¿Qué es la fiebre?

Es la elevación de la temperatura por encima de la variación diaria normal.

Temperatura mayor de 38º C; febrícula define la temperatura entre 37-38º C.


Fisiopatología de la fiebre

  • Balance entre producción y pérdida.

  • Producción: procesos metabólicos y aumento de temperatura ambiental

  • Pérdida: piel y pulmones

  • El mecanismo fisiopatológico fundamental de la fiebre es el reajuste hipotalámico de regulación de la temperatura a un nivel más elevado que el normal, debido a algún proceso patológico.

  • Este mecanismo es estimulado por dos tipos de sustancias circulantes: pirógenos exógenos y endógenos.

    • Los pirógenos exógenos están constituidos por diversos agentes, como bacterias y sus endotoxinas, virus, hongos, protozoos, reacciones inmunológicas, tumores, fármacos y otros.

    • Los principales pirógenos endógenos son la interleucina 1, la caquectina o factor de necrosis tumoral y los interferones.

  • Las neuronas del hipotálamo anterior son termosensibles a las variaciones de la temperatura de la sangre que riega esa zona. A los 37ºC cesa la termogénesis y comienza la termolisis, de esta manera el hipotálamo funciona como termostato.

  • Si la temperatura aumenta, aumentan los mecanismos termolíticos:

  1. estimulación de los nervios vasodilatadores de los plexos venosos de la piel

  2. innhibición de los centros simpáticos del hipotálamo posterior suprimiendo tono vasoconstrictor del territorio vascular periférico, la actividad muscular y la liberación de catecolaminas.

  3. estimulación de glándulas sudoríparas.


Tipos de fiebre

  • Continua: oscilaciones diarias inferiores a 1ºC, con poca fluctuación. Es la que aparece en la fiebre tifoidea , en la neumonía neumocóccica, en los tifus exantemáticos, pero no en las infecciones intravasculares.

  • Intermitente o “en agujas”: grandes oscilaciones diarias. La temperatura va fluctuando de la fiebre a la normalidad a lo largo de cada día. Suele deberse a procesos sépticos por gérmenes piógenos, pero también puede originarla la tuberculosis miliar, los linfomas y las drogas

  • Remitente: la temperatura vuelve a la normalidad cada día, pero sin llegar a alcanzarla. Se da en muchas enfermedades febriles, supuraciones y sinusitis.

  • Reincidente, recurrente, periódica u ondulante: alternancia de períodos de fiebre continua con otros de normalidad térmica (apirexia). La temperatura se vuelve normal uno o más días entre los episodios de fiebre continua. Aparece en la malaria, fiebre reincidente del piojo o garrapata y fiebre de Pel – Ebstein de la enfermedad de Hodgkin, también en la brucelosis


¿Qué es la hipertermia?

Es un aumento en la temperatura en el cual el control estrecho ejercido por el hipotálamo se encuentra abolido, es decir, que a diferencia de la fiebre es un estado en el que la homeostasis se encuentra deteriorada


Causas de fiebre

1) Infecciones (40%)

  • Tuberculosis

  • Endocarditis infecciosa subaguda

  • Infecciones urinarias

  • Infecciones por citomegalovirus

  • Absceso hepático

2) Neoplasias (20%)

  • Hipernefroma

  • Tumor pancreático

  • Cáncer pulmonar

  • Leucemia

3) Enfermedades del Tejido Conectivo (15%)

  • Artritis reumatoidea

  • Lupus eritematoso

  • Poliarteritis nodosa

  • Polimiositis

4) Causas menos comunes (20%)

  • Enfermedades granulomatosas (sarcoidosis)

  • Enteropatías inflamatorias (enteritis regional)

  • Tromboembolismo pulmonar

  • Cirrosis hepática

  • Hipertiroidismo

  • IDIOPATICAS (5%)

  • Facticia

  • Por drogas


Fiebre de origen desconocido (FOD)

Los criterios clásicos definidos por Peterdorf y Beeson para el diagnóstico de fiebre de origen desconocido (FOD) son:

  1. Temperatura mayor de 38,3ºC en determinaciones repetidas

  2. Duración de la fiebre de más de tres semanas

  3. No encontrar diagnóstico tras una semana de estudio hospitalario.

Se define como FOD recurrente a aquella que cumple estos criterios clásicos y presenta un patrón fluctuante, con períodos libres de fiebre de al menos dos semanas


Causas de FOD

1) Infecciones (30-40%)

  • Bacterias: TB, endocarditis, brucelosis, salmonelosis, abscesos intraabdominales, procesos supurativos en tracto biliar, hígado o riñón, sinusitis, osteomielitis, gonococemia, meningococemia crónica, fiebre Q, fiebre recurrente , psitacosis.

  • Virus: CMV, mononucleosis, VIH

  • Protozoos: toxoplasmosis, amebiasis, paludismo, Kala-azar

  • Hongos: candidiasis, criptococosis

2) Neoplasias (20-30%)

  • Hematológicas: linfomas, leucemias, histiocitosis maligna

  • Tumores sólidos: riñón, colon, hígado, pulmón, páncreas, melanoma, mixoma auricular.

3) Colagenosis y vasculitis (15%)

  • Arteritis de la temporal, fiebre reumática, artritis reumatoide, enfermedad de Still, LES, PAN, granulomatosis de Wegener.

4) Miscelánea (15%)

  • Fiebre medicamentosa

  • Fiebre facticia

  • Enfermedad inflamatoria intestinal y enfermedad de Whipple

  • TEP, tromboflebitis, hematomas

  • Cirrosis hepática, hepatitis alcohólica

  • Pericarditis

  • Tiroiditis subaguda, insuficiencia suprarrenal

  • Mielofibrosis

5) Idiopática (10-15%)

6) Situaciones particulares

  • Pacientes con VIH: Causa infecciosa (75%): Mycobacterium tuberculosis, My.avium, Pneumcystis carinii, Toxoplasma gondii, Cryptococcus neoformans, etc. Causa no infecciosa: linfoma no Hodgkin, fiebre por drogas, etc.

  • Pacientes neutropénicos: Causa infecciosa: bacterias, hongos (Candida, Aspergillus)

  • Pacientes hospitalizados: Causa infecciosa, secundaria a cirugía o procedimientos invasivos.


Diagnóstico

Pruebas iniciales.

    • Datos de laboratorio.

    • Hemograma y extensión de sangre periférica

    • Estudio de coagulación

    • Pruebas hepáticas

    • Proteinograma

    • Orina

    • Estudios microbiológicos

    • Estudios de imagen

    • ECG

Ampliación de estudios:

    • Serologías

    • Inmunologías

    • Estudios por imágenes

Estudios posteriores:

    • Biopsia de MO

    • Biopsia hepática


Sindrome febril

Un síndrome febril es un conjunto de síntomas y signos entre los que destacan malestar general, dolores en el cuerpo (mialgias), anorexia y cefalea. Al examen físico destaca una temperatura elevada, la piel más caliente, una facie febril (ojos brillosos, mejillas eritematosas), taquicardia, taquipnea, postración. El paciente puede estar algo sudoroso y presentar la orina más oscura, más concentrada. No siempre una temperatura elevada se asocia a un síndrome febril; depende en gran medida de la causa subyacente.


Fiebre facticia

Cuando la persona simula estar con fiebre y engaña al médico o su familia.


¿Qué hacer con un paciente que se presenta con fiebre?